15.jpg
La verdad es que nos estamos refiriendo a una de las mas tradicionales recetas que nos podemos encontrar en este país, de modo que en el caso de que tengan la suerte de llegar al mismo de vacaciones no deben dejar de probar este plato tan interesante, por decirlo de alguna manera que a todos nos quede más que clara.
1500 gr. de pierna de cordero en un trozo deshuesada
2 cucharadas de aceite
1 taza de pan rallado
1 cebolla pequeña picada
1 diente de ajo picado
2 cucharadas de perejil fresco picado
1 huevo batido
1/2 cucharadita de cáscara de limón rallada
2 cucharadas de harina
1 1/2 cucharaditas de salsa Worcestershire
2 tazas de caldo de pollo
Calentar el horno a 180º C. Para preparar el relleno: Mezclar el pan rallado, la cebolla, el perejil, el huevo y la corteza de limón rallada. Rellenar la pierna en la cavidad del hueso.

Cerrar la cavidad con la misma carne por los extremos. Atar la carne bien atada para que conserve la misma forma. Poner el aceite sobre una bandeja del horno y la carne sobre la misma. Asar entre 1 1/4 y 1 3/4 horas. Sacar la carne de la bandeja y dejar reposar durante 15 minutos antes de cortar en rodajas.

Para hacer la salsa: Colocar 1/4 del jugo de la bandeja resultante del asado en un recipiente hondo. Mezclar con la harina, salsa Worcestershire y el caldo de pollo hasta que no queden grumos. Añadir el jugo restante de la bandeja y poner a fuego lento durante 3 minutos o hasta que la salsa haya espesado.

foto vía: lacocinadebender