australia-paisaje.jpg

En los últimos años uno de los tipos de turismo que más han avanzado es el llamado turismo de órganos, que consiste en acudir a un destino para recibir un órgano que la persona necesita. A partir de ahora esto cambiará en Australia, donde se piensa en criminalizar este tipo de turismo y toda persona que reciba un órgano en estas condiciones podría convertirse en un homicida.

Es un turismo realmente negativo debido a que no siempre los órganos proceden de personas que consienten en realizar el trasplantas, sino que en algunos países simplemente “roban” los órganos a determinadas personas y en muchos casos las personas no pueden seguir con vida cuando se trata de órganos tan vitales como el corazón. Por suerte desde Australia se están tomando medidas para evitar que estos viajes se sigan realizando y que las personas con más dinero puedan obtener órganos cuando los necesiten, bien para ellos o para algún familiar enfermo.

Las personas con más dinero son las que suelen realizar el llamado turismo de órganos en caso de que necesiten un hígado o un riñón, que suelen ser los órganos con mayor número de trasplantes en estas condiciones y por desgracia muchos ciudadanos pobres de India, Pakistán o China suelen ser víctimas habituales de personas que se dedican a estos negocios ilegales para después vender los órganos a personas ricas que los puedan necesitar y no esperar así la lista de espera. En otros países es posible que finalmente hagan lo mismo que en Australia.

Vía | Lagranepoca
Foto | Flickr