Sabemos que existe un mito que habla de que este es un país en el que la gente vive a un ritmo medianamente relajado, disfrutando de sus playas, trabajando pocas horas al día y juntándose tomar alguna que otra cerveza, pero lo cierto es que eso ya no es así, aunque se acostumbro durante mucho tiempo a llevar una vida un poco tranquila. Hoy los únicos que pueden darse ese tipo de lujos son los empleados estatales, que tienen horarios un poco mas flexibles de los que se acostumbra, pero las grandes empresas comienzan a ofrecer sus servicios a las 7 de la mañana y no dejan de funcionar en la atención al cliente hasta las 5 de la tarde, los que nos supone que se trabaja bastante.
reloj1.jpg
Los tiempos fueron cambiando todo y una de las razones por las cuales los australianos son una de las naciones más fuertes del mundo se debe a que sus ciudadanos son muy trabajadores y comprometidos a la causa que defienden. Sin lugar a dudas el cambio debe haber sido brusco para una sociedad que llevaba otro estilo, pero lo cierto es que la economía mundial ha cambiado y los australianos parecen haberlo entendido muy rápido.