La verdad es que no se trata de una situación habitual, pero lo cierto es que en algunas ocasiones este fenómeno se da también en la ciudad de Sidney. La explicación es que cuando se desata una fuerte tormenta de viento en el interior del país, se puede dar que llegue arena a la ciudad o tierra rojiza, tal y como ha sucedido en esta semana en Australia.

Se trata de un espectáculo de la naturaleza que puede ser muy molesto para los habitantes de la city, porque se pierde mucho dinero y también vale la pena tener en cuenta de que todo queda impregnado de arena, por lo que la limpieza posterior al fenómenos suele ser un tanto tediosa. Al margen de lo comentado para muchos es un evento natural del que no se quejan y hasta lo llegan a disfrutar, de modo que hay opiniones marcadas para todo y estos eventos que se dan en desiertos del interior pueden ser conocidos por todos cuando llegan a la ciudad.
Imagen vía: Google Images