La verdad es que este tipo de noticias siempre logran sorprendernos y lo cierto es que en esta ocasión han sido los australianos quienes nos dan que hablar nuevamente. Sucede que en Queensland han descubierto una especia de dinosaurio de la cual hasta el momento no existían registros en el mundo entero.
restos_dinosaurio_sauropodo_encontrados_morella.jpg
Lo cierto es que se trata de un herbívoro que poseía más de 30 metros de largo y estaba cubierto de placas óseas. El descubrimiento se ha llevado a cabo en la misma granja en la cual en el año 2004 se había encontrado un tiranosaurio, de modo que queda más que claro la actividad y la vida que existía en Australia en el periodo jurásico. Ya hay un enorme grupo de paleontólogos trabajando en la zona para garantizar que se puedan obtener la mayor cantidad de piezas del mismo.