twelve-apostols.jpg
Uno de los íconos más representativos de las maravillas naturales australianas es Twelve Apostols, o los Doce Apóstoles en su traducción al español, una serie de e normes formaciones rocosas que se presentan en forma de altas torres sobre la costa de Este de Port Campbell, la cual da hacia el Océano Austral.

Es un sitio en el cual aprender sobre su historia es casi tan increíble y maravilloso como apreciarlo visualmente, ya que su formación data de hace unos 10 o 20 millones de años, ya que se han formado muy lentamente por la erosión del agua contra los acantilados de piedra caliza del lugar, demostrándonos que son los últimos vestigios de una antigua, enorme e imponente pared rocosa de piedra caliza.

Básicamente la erosión del ajetreado mar de la costa y las fuertes ráfagas de viento fueron causando estragos en el lugar con el simple paso del tiempo, haciendo que en las piedras se formen cuevas, las cuales luego conformaban arcos y finalmente estos arcos terminen siendo los hermosos pilares que se observan en la actualidad.

Debido a la majestuosidad de este sitio, se ha invertido mucho en relación al mismo, por lo que hoy en día el lugar se puede apreciar desde pasarelas elevadas muy seguras e incluso en su cercanía hay una pista aérea, lo que da la opción a los turistas de sobrevolar la zona y tener una imagen realmente increíble de una de las formaciones naturales más increíbles de todo el mundo.

Foto Vía: Australia Trips